en

Lista de Yokai japoneses | ¡12 terroríficos Yokai japoneses que debes conocer!

Bajo las condiciones adecuadas, un humano puede convertirse en un Yokai.

Las historias de miedo japonesas están llenas de yokai aterradores. Aquí está el lista de yokai japoneses y sus historias. ¡Compruébalo!

Reúnanse los niños. ¡Es la hora del cuento! 

¿Sabes que cuando éramos niños nos contaban historias de demonios que vivían en árboles altos y se cebaban con los niños pequeños que eran desobedientes? Pues añádele una pizca de cultura japonesa y tendrás a los Yokai.

La cultura japonesa es conocida por su colorida y rica historia y tradiciones. Durante siglos, el folclore japonés ha estado influenciado por fenómenos extraños, sobrenaturales y espeluznantes. 

Los Yokai japoneses son extraños seres sobrenaturales difíciles de definir. Hay muchas historias y leyendas sobre cómo surgieron. Pueden ser demonios, espíritus, apariciones o criaturas de tipo animal. Algunos pueden parecerse a objetos inanimados y otros pueden no tener forma.

Se cree que los yokai tienen habilidades sobrenaturales y espirituales, la más común de las cuales es el cambio de forma, y los yokai que pueden cambiar de forma se denominan bakemono u obake. 

Pueden ser aterradores, pero también no maliciosos. No hay límites claros con los que se pueda definir a los Yokai. 

Otra opinión sobre los Yokai es que se cree que son la encarnación de un momento en el tiempo. Puede tratarse de un sentimiento de pena, desconcierto, asombro, temor o maravilla. Incluso puede ser un sonido o un olor peculiar que requiere una explicación. 

No es de extrañar que los caracteres japoneses de Yokai se traduzcan individualmente como misterio extraño o seductor. 

Lista de Yokai japoneses 

Amabie

Las amabias son supuestas sirenas o sirenos con bocas en forma de pico de pájaro y tres patas o aletas en la cola. Se cree que emergen del mar y traen noticias de abundante fortuna o de una epidemia. A continuación, instruye a la gente para que haga réplicas de su forma para protegerse. 

Cuenta la leyenda que a mediados de 1846 apareció un Amaie en la provincia de Higo. Un funcionario de la ciudad se dirigió a la costa para investigar los informes sobre algo que brillaba en el mar. Allí se encontró con una criatura que tenía pelo largo, una boca como el pico de un pájaro, estaba cubierta de escamas del cuello para abajo y tenía tres patas. 

yokai

El funcionario dijo que le había dicho que la buena cosecha iba a continuar durante los próximos seis años y que si la enfermedad se extendía, había que dibujar un cuadro del Amabie y mostrarlo a los enfermos. 

No hay muchos datos sobre el Amabie. Un registro único del Amabie es que puede ser una copia errónea de la criatura Yokai Amabiko. Ambos comparten similitudes y se dice que tienen tres o más patas y que protegen contra la muerte y la enfermedad.  

Durante la pandemia del Covid 19, muchos en Japón empezaron a tuitear sobre el Amabie y a utilizar hashtags como #amabiechallenge como medida para contrarrestar la pandemia. 

Tatsu

Los dragones han sido una parte destacada de la cultura japonesa desde el principio. Los tatsu son unas de las criaturas sobrenaturales más antiguas conocidas en Japón. Son Yokai que tienen la forma de dragones y se cree que viven en palacios bajo el agua. ¡Hola, Sr. Dragón Elegante!

Los tatsu tienen cuerpos largos y escamados, colas serpentinas, dientes afilados y garras. Suelen tener también cuernos, astas, espinas y barbas. Algunos también tienen múltiples extremidades y cabezas. Justo cuando crees que no pueden ser más elegantes, pueden disfrazarse de humanos y casi nunca muestran su verdadera forma. 

demonios japoneses

Los tatsu están muy vinculados al agua en cualquiera de sus formas. Se dice que son dioses del agua que suelen tener su hogar lejos de los asentamientos humanos. Sin embargo, a veces se instalan cerca de los templos budistas. 

La leyenda dice que poseen una gran cantidad de vastos tesoros y que tienen una serie de artefactos únicos y mágicos. Algunos son vengativos y rencorosos con la humanidad y otros son amables y ofrecen palabras sabias y poder a quienes lo buscan. Algunos incluso permiten que los guerreros dignos los vean y les presten sus artefactos mágicos, 

folclore japonés

Aunque los Tatsu aceptan el culto y los sacrificios de los humanos, no se inmiscuyen en los asuntos humanos a menos que les afecten directamente. También se cree que la familia imperial japonesa desciende de dragones y otros dioses.

Ningyo

Las sirenas nunca me han parecido más aterradoras que cuando leí por primera vez sobre Ningyo. La imagen de bellas sirenas seductoras que tenía en mi cabeza fue sustituida por horribles pesadillas de otro mundo. 

historia de los yokai

Los Ningyo son más "peces" que humanos. Se dice que tienen caras deformadas como las de los peces o torsos humanos con largos dedos huesudos con garras. Pueden ser tan pequeños como un niño humano o tan grandes como una gran foca. 

mitología yokai japonesa

Se supone que la carne de Ningyo te otorga vida y juventud eternas. ¿Pero a qué precio? Los Ningyo son criaturas peligrosas que pueden lanzar poderosas maldiciones a cualquiera que intente capturarlos o herirlos. 

Esto los ha convertido en protagonistas de muchos folclores. Hay muchas leyendas que cuentan que aldeas y ciudades enteras fueron devastadas por terremotos y maremotos porque un pescador capturó un Ningyo y lo llevó a su casa. 

Zashiki Warashi

Si alguna vez pierdes las llaves o el teléfono, probablemente sea un descarado Zashiki Warashi el que te esté molestando. Este es probablemente mi Yokai favorito.

Son espíritus domésticos traviesos a los que les encanta gastar bromas a los que residen en las casas que frecuentan. Sólo los niños y los residentes de la casa pueden vislumbrarlos. 

yokai japonés

Son raros de ver, pero cuando aparecen tienen un aspecto infantil. Los chicos van vestidos con trajes de guerrero de tamaño infantil y las chicas llevan bonitos kimonos. Llevan el pelo largo y recogido o corto y peinado. 

Los Zashiki warashi son considerados dioses de la suerte que protegen. Se supone que traen prosperidad y riqueza a la casa que frecuentan. 

En muchos casos, los espíritus se hacen amigos de los niños de la casa y hacen buena compañía a las parejas mayores e infértiles. Muchas de estas parejas infértiles consideran a estos espíritus como sus propios hijos. 

Oni

El oni es una de las figuras más populares del folclore japonés. Se asemejan a los ogros y a los demonios y se les suele representar con la piel roja o azul, el pelo alborotado, colmillos y cuernos. 

Se cree que son grandes y temibles, con una fuerza extrema. Se dice que muchos de ellos son poderosos hechiceros. Son demonios que provocan desastres, propagan enfermedades y castigan a los malos. 

Los Onis nacen cuando un humano terriblemente malvado muere y cae en uno de los muchos infiernos budistas. El gobernante del infierno, el Gran Señor Enma, los convierte en Oni. 

lista de yokai japoneses

Matan a los humanos para entretenerse y también se encargan de castigar a los humanos pecadores arrancándoles la piel, aplastándoles los huesos y con otras formas de tortura indescriptibles. 

LEER  ¿Qué es Neko? | ¿Qué son los gatos en Japón y por qué los japoneses los adoran tanto?

Los oni llevan taparrabos hechos con pieles de bestias. También se dice que llevan garrotes de hierro que utilizan para castigar a los pecadores.

Kappa

El Kappa es una criatura muy conocida en el folclore japonés y se considera uno de los yokai más famosos y reconocibles. Se trata de una criatura que vive en el agua y que suele ser representada como una criatura pequeña, del tamaño de un niño, con aspecto de reptil o tortuga.

Los kappas suelen tener un cuerpo escamoso, parecido al de una tortuga, con manos y pies palmeados. Tienen una boca en forma de pico y un caparazón en la espalda. Su rasgo más distintivo es un hueco lleno de agua situado en la parte superior de la cabeza, llamado "sara".

Los kappas están asociados principalmente a masas de agua como ríos, lagos y estanques. Se cree que viven en estos hábitats y suelen encontrarse cerca del agua.

Los kappas son conocidos por su comportamiento travieso y a veces malévolo. Se dice que les encanta gastar bromas a los humanos, como arrastrar a la gente bajo el agua, robar cosechas o provocar inundaciones rompiendo presas. 

También se les puede engañar para que se inclinen, haciendo que el agua de su sara se derrame, lo que les debilita o les obliga a retroceder.

Debido a su naturaleza acuática, se cree que los Kappa tienen una fuerte conexión con el agua. Si una persona se encuentra con un Kappa, puede inclinarse cortésmente en señal de respeto. El Kappa, al ser educado, se sentirá obligado a devolver la reverencia, derramando el agua de su sara y perdiendo su poder.

Las leyendas de los kappas varían según la región de Japón. Algunos cuentos los describen como traviesos alborotadores, mientras que otros los retratan como criaturas más malévolas que secuestran y ahogan a los humanos, especialmente a los niños. 

Sin embargo, no todas las leyendas los pintan de forma negativa, ya que algunas historias los describen como protectores de sus hábitats o seres sabios con gran riqueza de conocimientos.

Los kappas poseen ciertos atributos y debilidades comunes en el folclore. Se cree que tienen una fuerte aversión a ciertas cosas como el hierro, el sésamo y el jengibre. 

Se dice que llevar estos objetos o lanzárselos a un kappa los repele o debilita. También se dice que tienen un estricto código de etiqueta y que se les puede engañar para que prometan favores o liberen a los cautivos si se conoce su verdadero nombre.

La popularidad de los kappa ha ido más allá del folclore y se han convertido en personajes muy conocidos en diversos medios de comunicación japoneses, como el manga, el anime y los videojuegos. D

pesar de su fama de traviesos, los kappas siguen cautivando la imaginación y la curiosidad de las personas interesadas en la mitología japonesa y el folclore yokai.

Tanuki

El Tanuki, también conocido como perro mapache japonés, es otra fascinante criatura del folclore japonés. Se trata de un yokai que suele ser representado como un animal travieso que cambia de forma. 

El Tanuki se parece a un perro mapache, que es una especie autóctona de Japón. Tiene un cuerpo regordete y redondo, patas cortas y una cola tupida. 

En el folclore, el Tanuki se representa a menudo con rasgos exagerados, como una gran barriga, testículos prominentes (considerados símbolo de buena suerte y prosperidad) y una expresión traviesa en el rostro.

Uno de los rasgos clave de los Tanuki es su capacidad para cambiar de forma. 

Se cree que poseen el poder de transformarse en diversas formas, como seres humanos, otros animales o incluso objetos inanimados, como teteras o árboles. Estas transformaciones se utilizan a menudo para gastar bromas a los humanos o engañarlos.

Los tanukis son conocidos por su naturaleza traviesa y juguetona. A menudo se les describe como bromistas que disfrutan causando problemas, pero sus acciones suelen considerarse más cómicas que dañinas. Se les asocia con payasadas divertidas y exageradas, como utilizar su escroto como tambor o transformar hojas en dinero.

Los tanukis forman parte del folclore japonés desde hace siglos. A menudo se les representa como criaturas con poderes sobrenaturales, capaces de crear ilusiones o provocar sucesos extraños. 

Se cree que son maestros del engaño y la superchería, pero también pueden traer buena fortuna y protección a quienes los tratan con respeto.

Los tanukis ocupan un lugar único en la cultura japonesa. Se les considera símbolos de suerte, prosperidad y abundancia. En el arte y el folclore tradicionales japoneses, el tanuki suele aparecer portando una botella de sake y un pagaré, en representación de la riqueza y la generosidad. 

Se pueden encontrar estatuas de Tanuki en muchos lugares, sobre todo en el exterior de negocios u hogares, ya que se cree que traen buena suerte a su dueño.

Los tanukis también se han convertido en personajes populares en los medios de comunicación japoneses modernos, como el anime, el manga y los videojuegos. 

A menudo se les representa como criaturas cómicas y amistosas, haciendo hincapié en su naturaleza traviesa y sus habilidades para cambiar de forma.

En general, los tanuki son criaturas intrigantes del folclore japonés, conocidas por sus travesuras y su capacidad para cambiar de forma. Su naturaleza juguetona y humorística los ha convertido en figuras muy queridas en la cultura japonesa, y siguen cautivando la imaginación de los lugareños y de personas de todo el mundo.

Gashadokuro

El Gashadokuro es una criatura fascinante y terrorífica del folclore japonés. Es un tipo de yokai, concretamente un esqueleto gigante, descrito a menudo como esqueleto colosal o espíritu esquelético. 

Se dice que el Gashadokuro se forma a partir de los huesos de personas que murieron de inanición o quedaron insepultas en tiempos de guerra o hambruna. 

Se le suele representar como un enorme ser esquelético, que a menudo alcanza los 15 metros de altura. Sus huesos crujen y crujen cuando se mueve, lo que acentúa su espeluznante presencia.

Se sabe que los Gashadokuro surgen por la noche, acechando en la oscuridad. Se dice que vagan por lugares solitarios, como cementerios, zonas remotas o campos de batalla. Se les asocia especialmente con las noches de luna.

Los Gashadokuro poseen una fuerza sobrenatural y son prácticamente indestructibles. Son inmunes a la mayoría de las armas convencionales e insensibles al daño. 

Los Gashadokuro son capaces de arrancar la cabeza a los humanos de un solo bocado y pueden aplastar a sus víctimas con sus enormes manos esqueléticas.

Los Gashadokuro buscan sobre todo venganza por sus muertes prematuras o por el abandono de sus restos. Se sabe que atacan a los humanos, a menudo acercándose sigilosamente o apareciendo de repente. 

La presencia del Gashadokuro suele ir acompañada de extraños sonidos, como el crujir de huesos o el rechinar de dientes, que sirven de advertencia de su inminente ataque.

Se cree que el Gashadokuro puede detectarse mediante ciertos signos o presagios. Entre ellos se encuentran los ruidos extraños durante la noche, como el repiqueteo de huesos o el sonido de tambores lejanos, así como una inexplicable sensación de temor o inquietud. Se dice que estas señales presagian la llegada inminente de un Gashadokuro.

Para protegerse del Gashadokuro, se sugieren varios rituales y prácticas. Entre ellos se encuentran el entierro adecuado y el respeto a los muertos, así como la realización de rituales o conjuros específicos para alejar a los espíritus vengativos. 

En algunos casos, se hacen ofrendas como arroz o alcohol para apaciguar al Gashadokuro y evitar su ira.

El Gashadokuro es una figura de advertencia en el folclore japonés, que recuerda a la gente la importancia de tratar a los muertos con respeto y velar por un entierro adecuado. 

Su forma imponente y esquelética, junto con su naturaleza vengativa, lo han convertido en un yokai escalofriante y memorable dentro del rico tapiz de la mitología japonesa.

Kitsune

El Kitsune es un destacado y cautivador yokai del folclore japonés. Es una criatura parecida a un zorro conocida por su inteligencia, sus habilidades mágicas y su capacidad para cambiar de forma.

LEER  ¿Cómo se celebra el Día de la Cultura en Japón? | El significado del Bunka No Hi en Japón

A menudo se representa a los kitsune como zorros inteligentes y mágicos con poderes sobrenaturales. Se les asocian diversas cualidades místicas y se cree que poseen gran sabiduría y longevidad. 

Se dice que los kitsune se vuelven más poderosos y ganan colas adicionales a medida que envejecen, y que los más poderosos poseen nueve colas, conocidos como "kyūbi no kitsune".

Uno de los rasgos más conocidos de los Kitsune es su capacidad para cambiar de forma. Pueden transformarse en varias formas, a menudo adoptando la apariencia de bellas mujeres, niñas o incluso otros animales. 

Se dice que los Kitsune pueden imitar voces y sonidos, creando ilusiones para engañar a los humanos.

Los kitsune suelen ser representados como traviesos embaucadores que gastan bromas a los humanos para divertirse. 

Sin embargo, no siempre son malévolos y también pueden actuar como protectores o guardianes de ciertos lugares o personas, especialmente asociados con Inari, la deidad sintoísta del arroz, la agricultura y la prosperidad, que a menudo se representa con Kitsune.

Los kitsune están asociados a ciertos elementos, sobre todo al fuego y al rayo. Se dice que controlan las llamas y pueden crear o controlar el fuego a voluntad. 

En algunas leyendas, se cree que los Kitsune tienen la capacidad de provocar relámpagos o ir acompañados de tormentas eléctricas.

Los kitsune son conocidos por sus poderes ilusionistas, capaces de crear intrincadas y realistas ilusiones que pueden engañar a los sentidos de los humanos. Pueden hacer aparecer o desaparecer paisajes o edificios enteros, o crear ilusiones de criaturas u objetos fantásticos.

Los kitsune tienen una rica presencia en el folclore japonés, y numerosos cuentos y leyendas giran en torno a ellos. 

A menudo se les representa como seres tanto benévolos como malévolos, capaces de traer fortuna o calamidad dependiendo de sus intenciones y de las acciones de los humanos.

Los kitsune ocupan un lugar importante en la cultura japonesa y aparecen en diversas formas de arte, literatura y artes escénicas. 

Están muy representadas en el folclore tradicional japonés y son personajes populares en el manga, el anime y los videojuegos, donde suelen representar la belleza, la astucia y los poderes místicos.

El atractivo del Kitsune reside en su dualidad: es a la vez un juguetón embaucador y un ser sabio y místico. Su capacidad para cambiar de forma, su inteligencia y su conexión con la naturaleza lo convierten en una figura cautivadora e icónica de la mitología japonesa y en un querido yokai del folclore nipón.

Yamauba

El Yamauba es un yokai del folclore japonés. A menudo se le representa como una anciana o bruja que vive en las montañas, y su nombre se traduce como "arpía de la montaña" o "bruja de la montaña". 

Se cree que los yamauba residen en las profundidades de las montañas, normalmente en zonas apartadas de los asentamientos humanos. Se les asocia con los aspectos salvajes e indómitos de la naturaleza y a menudo se les representa como ermitaños o seres solitarios.

Los yamauba suelen ser representados como ancianas con el pelo revuelto, las uñas largas y un aspecto arrugado o demacrado. 

Sus dientes pueden ser afilados y con colmillos, y pueden tener una expresión salvaje o feroz. A menudo se les representa con ropas andrajosas o desnudos.

Se cree que los yamauba poseen poderes y habilidades sobrenaturales. Son conocidos por su gran fuerza, agilidad y conocimiento de la medicina herbal y la magia. Se dice que los yamauba tienen la capacidad de controlar el clima, crear tormentas o niebla y manipular elementos naturales como el agua o el fuego.

El folclore asocia a menudo a los yamauba con el canibalismo. Se dice que cazan a viajeros perdidos o desprevenidos, los capturan y los devoran. 

Algunas leyendas describen a los yamauba como voraces devoradores de carne humana, especialmente de niños.

Los yamauba son conocidos por su capacidad de transformarse en diferentes formas. Pueden cambiar de aspecto para atraer o engañar a víctimas desprevenidas, a menudo adoptando la forma de bellas jóvenes o criaturas seductoras para atraer a sus presas.

Los yamauba son figuras de advertencia en el folclore japonés, que representan los peligros de adentrarse demasiado en las montañas o alejarse de la seguridad de la civilización. 

Encarnan las fuerzas salvajes y primigenias de la naturaleza y sirven de advertencia contra la falta de respeto al mundo natural o a los mayores.

Los yamauba han aparecido en diversas formas del arte, la literatura y el teatro japoneses, incluidas las obras Noh y Kabuki. A menudo se les representa como personajes complejos, a veces con elementos compasivos o trágicos en sus historias.

En general, los yamauba son figuras intrigantes del folclore japonés, que representan los aspectos indómitos de la naturaleza y los peligros potenciales que encierra. Su representación como seres poderosos, sabios y a veces malévolos añade profundidad al rico tapiz de la mitología yokai en Japón.

Jorōgumo

El Jorōgumo es un fascinante yokai del folclore japonés. A menudo se le representa como una criatura seductora y peligrosa que aparece como una hermosa mujer, pero con la parte inferior del cuerpo de una araña. 

La Jorōgumo es conocida como la "araña prostituta" o "araña novia atadora". Adopta la forma de una hermosa mujer para atraer a víctimas desprevenidas, a menudo hombres solitarios o lujuriosos. 

Su nombre combina "jorō" (cortesana de alto rango) y "gumo" (araña).

Las Jorōgumo son expertas en seducción y manipulación. Utilizan su belleza y encanto para atraer a sus presas, normalmente hombres, hacia sus telarañas. Una vez atrapadas, pueden alimentarse de sus víctimas o utilizar sus hilos de seda para atarlas e inmovilizarlas.

Además de su seductora forma humana, los Jorōgumo tienen la capacidad de transformarse en arañas gigantes o crear ilusiones para atrapar aún más a sus víctimas. 

Pueden alternar a la perfección entre su forma humana y la de araña, lo que dificulta la huida de sus objetivos.

Los Jorōgumo están asociados a intrincadas telarañas que utilizan para atrapar a sus presas. Estas telarañas son fuertes y pegajosas, lo que hace casi imposible que las víctimas se liberen una vez atrapadas. Se cree que los Jorōgumo poseen una habilidad excepcional para tejer la seda.

Algunas leyendas sugieren que Jorōgumo puede adoptar la forma de una mujer humana y casarse con hombres desprevenidos. 

Pueden tener hijos con estos hombres, que heredan características o habilidades similares a las de las arañas. A veces, estas crías se muestran leales y protectoras con su madre.

Los jorōgumo aparecen en varios cuentos populares y leyendas de todo Japón. Estas historias suelen advertir contra los peligros de la tentación, la lujuria y el engaño. 

Sirven como figuras de advertencia, que recuerdan a la gente que debe desconfiar de las apariencias seductoras y actuar con cautela al encontrarse con extraños.

Los jorōgumo han inspirado diversas obras artísticas en Japón, como los grabados tradicionales ukiyo-e, las obras de teatro kabuki y el manga y el anime contemporáneos. Suelen representarse con un bello rostro de mujer y un elaborado kimono, yuxtapuestos a la parte inferior del cuerpo de una araña.

La cautivadora mezcla de belleza, seducción y peligro del Jorōgumo lo ha convertido en una figura popular y perdurable del folclore japonés. 

Sus relatos sirven para recordar las posibles consecuencias de caer presa del engaño y la importancia de actuar con cautela ante lo desconocido.

Historia de los yokai japoneses

Es muy difícil precisar el verdadero significado de Yokai. También es difícil definir los límites dentro de los cuales se encuentran los Yokai. A lo largo de las muchas épocas que ha vivido Japón, se han utilizado muchas palabras diferentes para nombrar a estos seres sobrenaturales. Entre ellas están bakemono, obake, mononoke, kaii y oni. 

LEER  ¿Cuánto hay que ganar para vivir cómodamente en Japón?

El folclore japonés está influenciado por las tradiciones y las religiones populares japonesas. Estas tradiciones han sido influenciadas además por el sintoísmo y el budismo. También incorporan elementos de la mitología y el folclore chinos e indios.

Los orígenes de los yokai se remontan a una época tan temprana como el "Nihongi" y el "Kojiki", que son los registros históricos más antiguos de Japón. La aparición natural de los yokai se produjo en el Época Heian desde el año 794 hasta el 1185. 

Durante esta época, los Yokai eran un tema habitual en el folclore y las leyendas. A lo largo de los años, la influencia taoísta de China influyó en el concepto de Yokai en Japón. Esto retrataba a los Yokai de forma negativa y se creía que había que proteger a la gente de ellos.

Los yokai se consideran ahora una forma de recordar antiguas tradiciones y creencias. Ya no son motivo de temor. Incluso han llegado a los medios de comunicación en forma de dibujos animados, libros de cuentos, videojuegos, programas de televisión y revistas infantiles.

Tipos de Yokai japoneses

Tsutoma Ema estudió la literatura y las pinturas que representaban a los yokai y los henge y los dividió en categorías. Estas categorías son:

#1 - Basado en la verdadera forma de un yokai:

  • Humano
  • Animales
  • Planta
  • Objeto
  • Fenómeno natural

#2 - Según el origen de la mutación:

  • Mutación relacionada con este mundo
  • Mutaciones espirituales o mentales
  • Reencarnación o mutación relacionada con el otro mundo
  • Mutación relacionada con el material

#3 - Basado en la apariencia externa:

  • Humano
  • Animales
  • Planta
  • Artefacto
  • Estructura o edificio
  • Objeto o fenómeno natural
  • Miscelánea o apariencia que compone más de una categoría

Lista de Yokai japoneses: preguntas frecuentes

Quiénes son los 3 grandes yōkai?

Los "Tres Grandes Yokai" o "Tres Grandes Yōkai Generales" son un grupo de poderosos y renombrados yokai del folclore japonés. Los yokai específicos que se consideran los Tres Grandes Yokai pueden variar dependiendo de la fuente o región, pero comúnmente incluyen:

  1. Shuten-doji

Shuten-doji es un temible oni (demonio) a menudo representado como el líder de los yokai o como un poderoso yōkai. Se dice que reside en el monte Oe, cerca de Kioto. 

Shuten-doji es conocido por su inmensa fuerza, su destreza con la bebida y su capacidad para cambiar de forma. A menudo se le representa como un gigante con una máscara de cuernos y ataviado con un traje tradicional japonés. A Shuten-doji se le asocia con leyendas de aterrorizar a los humanos, secuestrar niños y causar el caos.

  1. Tamamo-no-Mae

Tamamo-no-Mae es una criatura mítica originaria del folclore chino, pero que también ocupa un lugar destacado en los cuentos japoneses. A menudo se la representa como una seductora e inteligente yokai zorro de nueve colas con habilidades mágicas. 

Se cree que Tamamo-no-Mae fue una poderosa hechicera y cortesana en la corte del emperador Toba en el antiguo Japón. Se la asocia con la belleza, la astucia y la capacidad de manipular a la gente a través de sus encantos.

  1. Tsuchigumo

Tsuchigumo es un yokai monstruoso asociado con las arañas y a veces se le representa como una araña gigante o una criatura parecida a una araña. Es conocido por su capacidad para cambiar de forma, su engaño y su control sobre las telarañas y la seda. 

A menudo se representa al Tsuchigumo como un adversario formidable, capaz de atrapar y atacar a los humanos con su telaraña y sus mordeduras venenosas.

Quién es el yōkai más poderoso?

En el folclore japonés, no existe una respuesta definitiva a quién es el yokai más poderoso, ya que sus niveles de poder y habilidades pueden variar enormemente en función de las leyendas y fuentes concretas. 

Los yokai abarcan una amplia gama de criaturas sobrenaturales, cada una con sus propios poderes, fortalezas y debilidades. 

Algunos yokai son conocidos por su inmensa fuerza, mientras que otros son venerados por sus habilidades mágicas o su astucia.

Sin embargo, hay algunos yokai notables que suelen considerarse excepcionalmente poderosos:

  • Ōkubi

El Ōkubi, también conocido como "Gran Cabeza", es un yokai monstruoso con una enorme cabeza y carente de extremidades o cuerpo. 

Posee una fuerza sobrenatural y a menudo se le representa como una criatura temible y destructiva capaz de provocar el caos generalizado.

  • Rokurokubi

El Rokurokubi es un tipo de yokai que parece un humano normal durante el día, pero que puede extender su cuello hasta longitudes extraordinarias por la noche. 

Son conocidos por su capacidad para cambiar de forma y a menudo se les asocia con poderes sobrenaturales y malevolencia.

  • Nurarihyon

El Nurarihyon es un yokai a menudo representado como un anciano de cuerpo deforme, vestido con ropas tradicionales japonesas. Es el amo de todos los yokai y posee una inmensa influencia y autoridad sobre ellos. 

Aunque no siempre se le presenta como abiertamente poderoso, se le considera el líder de los yokai y goza de gran respeto entre ellos.

  • Shuten-doji

Shuten-doji, mencionado anteriormente como uno de los Tres Grandes Yokai, es un poderoso oni conocido por su inmensa fuerza y sus habilidades sobrenaturales. 

A menudo se le representa como un temible gigante que aterroriza a los humanos y posee el poder de cambiar de forma y manipular su entorno.

Cuáles son los 4 tipos de yōkai?

En el folclore japonés, los yokai suelen clasificarse en varios tipos en función de sus características y comportamiento. Aunque existen numerosas clasificaciones y subcategorías, un sistema de categorización común divide a los yokai en cuatro grandes tipos:

  1. Yurei

Los yurei son entidades sobrenaturales a las que se suele llamar fantasmas o espíritus. Son las almas de seres humanos fallecidos que no han encontrado la paz y siguen vagando por el reino terrenal. 

Los yurei suelen asociarse con la tristeza, la tragedia y la persecución de personas o lugares concretos. Pueden aparecer como figuras etéreas o como espíritus vengativos que buscan una solución a sus agravios terrenales.

  1. Yama no Kami

Yama no Kami se refiere a los yokai asociados con las montañas y la naturaleza salvaje. Encarnan las fuerzas indómitas de la naturaleza y a menudo se les representa como Tengu (seres parecidos a las aves), Kitsune (espíritus del zorro) o Kappa (criaturas que viven en el agua). 

Los Yama no Kami yokai suelen ser seres poderosos y mágicos relacionados con elementos naturales o hábitats específicos.

  1. Tsukumogami

Los tsukumogami son yokai que se originan a partir de objetos inanimados que han alcanzado cierta edad o han sido abandonados. 

Estos objetos cobran vida y desarrollan conciencia, se animan y a veces se vuelven traviesos o vengativos. Los tsukumogami pueden incluir una amplia gama de objetos, como herramientas, artículos domésticos o incluso edificios enteros.

  1. Obake

Obake se refiere a los yokai que son metamorfos o criaturas capaces de transformar su apariencia. Son conocidos por su habilidad para cambiar de forma y a menudo utilizan este poder para engañar o asustar a los humanos. 

Los obake pueden incluir diversas criaturas, desde objetos mundanos que adoptan formas monstruosas hasta animales que asumen características humanas.

Quién es el yōkai más fuerte de Japón?

Uno de los yokai más conocidos y temidos por su fuerza y poder es el Tsuchigumo. El Tsuchigumo es una monstruosa criatura con forma de araña asociada a la tierra y está considerado uno de los yokai más fuertes del folclore japonés. 

A menudo se le representa como una araña gigante o un demonio con aspecto de araña capaz de una tremenda fuerza física y de crear poderosas telarañas. 

Tsuchigumo posee habilidades formidables, como la capacidad de atrapar y dominar a los humanos, así como el control sobre el hilado de la seda y la manipulación de telarañas. En algunas leyendas, se dice que posee habilidades mágicas y de cambio de forma, lo que lo convierte en un adversario formidable y temible.

¿Pueden los yokai ser buenos?

Hay muchas categorías de Yokai. Pueden ser buenos o malos, poderosos o débiles, etc. 

¿Pueden los humanos ver a los Yokai?

Sí, los humanos pueden ver a los Yokai. Los Yokai no permiten que todos los vean o los sientan. Sólo se manifiestan por una razón particular, ya sea buena o mala.

¿Puede un humano convertirse en Yokai?

Bajo las condiciones adecuadas, un humano puede convertirse en un Yokai.

Lea también:

  1. Qué es Teru Teru Bozu
  2. Mejor anime de dragones

Escrito por Ava Sato

Hola, soy la autora principal de Japan Truly. Me encanta todo lo relacionado con Japón y me encanta probar productos japoneses, ya sea para el cuidado de la piel, el maquillaje o los gadgets. Aquí encontrarás reseñas de algunos de los productos japoneses más vendidos (probados).

Por qué los japoneses comen pescado crudo

3 razones por las que los japoneses comen pescado crudo y lo adoran

¿es GU más barata en japón?

¿Es más barata la GU en Japón?