en

¿Por qué los japoneses llevan kimono? | Historia del Kimono

por qué los japoneses llevan kimono

Los kimonos y las yukatas son prendas tradicionales japonesas, pero ¿cuál es su significado? Siga leyendo para descubrirlo ¿Por qué los japoneses llevan kimono?

Deslumbrantes con colores vibrantes y diseños intrincados, los kimonos son un tesoro codiciado. Pero, ¿dónde encontrar el perfecto en Japón? No busque más. Esta guía explora los principales destinos de compras, desde bulliciosos grandes almacenes a encantadoras tiendas especializadas, para ayudarle a encontrar el kimono de sus sueños.

¿Por qué los japoneses llevan kimono?

El kimono es una prenda tradicional japonesa que se usa en ocasiones formales, ceremonias culturales y acontecimientos especiales. Simboliza la identidad cultural, la continuidad histórica y la expresión artística. Los kimonos se eligen en función de los cambios estacionales y sirven de lienzos artísticos con intrincados diseños.

Refuerzan los lazos familiares a través de reliquias, representan la elegancia y ofrecen a los turistas una forma de acercarse a la cultura japonesa. 

  tienda de japón  

Aunque es menos común en la ropa diaria debido a la modernización, el kimono sigue siendo un símbolo venerado del rico patrimonio y los valores de Japón.

Relacionado con esto: Dónde comprar kimonos en Japón

Historia del kimono y el yukata

Para profundizar en el conocimiento de la historia del kimono, primero hay que conocer el significado de la propia palabra. Kimono se refiere a la ropa en japonés, pero ahora se conoce por una forma tradicional de vestir. 

Antes de que existiera el kimono, la gente de Japón solía llevar ropa de conjunto que solía estar llena de accesorios y con diferentes prendas inferiores y superiores. Al cabo de un tiempo, es decir, en el periodo Helen, se produjo un acercamiento a la confección de prendas tipo Kimono. 

La técnica que introdujeron no era en absoluto difícil, ya que no requería ninguna medida o tamaño del cuerpo. Lo único que hacían era cortar piezas de tela rectas y posteriormente coserlas para hacer un kimono.

El kimono, que es una prenda tradicional, tiene diferentes motivos. En primer lugar, es una forma muy sencilla y sutil de vestirse y tiene ventajas añadidas, como que es adecuado para llevar en todo tipo de estaciones.

Puedes ponerte capas para abrigarte en invierno y hacerte con un kimono de tela ligera para el verano. Son fácilmente plegables y resultan muy cómodos para todos.

Con el tiempo, la gente también experimentó con los kimonos de colores e hizo diferentes combinaciones que en aquella época resultaban bastante sorprendentes. Tras cada combinación, se representaba un pensamiento político o una belleza estacional. 

En una época, sólo los colores vivos eran preferidos por hombres y mujeres. El color desempeñaba un papel muy importante, ya que solía significar o representar a un grupo o a un líder.

Al igual que los gobernantes de los mogoles y de otras dinastías solían llevar atuendos muy diferentes con excesivas joyas y coronas, de la misma manera, la ropa japonesa de kimono desempeñaba el mismo papel.

Al igual que cualquier parte del mundo o un ser humano entra en la nueva generación, el kimono también tiene un viaje propio en el que cambia de vez en cuando. Cuando el clan guerrero Tokugawa gobernó Japón, todo el escenario cambió. Ahora había uniformes que llevaban los líderes samuráis. 

La ropa se convirtió en la identidad de una persona y el kimono, en aquella época, creció como ningún otro estilo de ropa. Hasta el día de hoy se considera la parte más esencial de la cultura japonesa y se respeta en el país.

Cuando los occidentales invadieron Japón, se obligó a llevar ropa occidental, pero la gente corriente vestía kimono y se les identificaba por ello.

Un kimono en particular hablaba de tu origen, tu identidad y tu estatus social. Esto se hacía en función de la tela, el estampado y el color elegidos.

Hoy en día, llevar kimono se ha convertido en algo raro y la gente sólo los lleva en ocasiones especiales japonesas o en un día concreto, como fiestas de boda, fiestas de té, luto y otras.

Kimono del periodo Nara

El periodo Nara (710-794 d.C.) en Japón fue fundamental para la creación del kimono, una prenda que ha llegado a simbolizar la cultura japonesa. 

Durante esta época, el diseño del kimono se vio influido por la moda de la corte china, lo que llevó a la creación del "kosode", prototipo del kimono moderno.

Silueta e influencia: Las túnicas chinas, como el "chao-fu", dieron forma a la silueta del kimono, pasando de los estilos drapeados al kosode, más entallado. Esta innovación introdujo mangas más pequeñas y superpuestas, un cambio con respecto a las normas anteriores.

Telas y motivos: Para los kimonos se utilizaban materiales naturales como la seda y el cáñamo. Los diseños eran sencillos, con motivos inspirados en la naturaleza, como flores y pájaros. Las técnicas artísticas de tejido y teñido sentaron las bases para futuros diseños intrincados.

Importancia social: Los kimonos se convirtieron en símbolos de estatus y rango social, con colores y estilos que distinguían a las distintas clases. También desempeñaban un papel vital en las ceremonias de la corte, añadiendo un significado a la elegancia del atuendo.

Legado e influencia: Los principios de diseño del kosode y la apreciación de la influencia de la naturaleza siguieron siendo fundamentales para la evolución del kimono. La estética del periodo Nara dio forma a la esencia perdurable del kimono, que evolucionó para representar la tradición y la identidad cultural japonesas.

Kimono del periodo Heian

El periodo Heian (794-1185 d.C.) fue testigo de la transformación del kimono en un lienzo de expresión artística. Las mujeres se engalanaban con el elaborado "junihitoe", superponiendo telas para reflejar su estatus y la estación del año.

Los colores simbolizaban la juventud o la madurez, mientras que los motivos florales mostraban la belleza de la naturaleza. Técnicas como el teñido "yuzen" y el bordado en oro añadían opulencia. 

El kimono no sólo indicaba la jerarquía social, sino que también protagonizaba obras literarias como "El cuento de Genji" y artísticas, encarnando la elegancia y la cultura de la época.

Kimono del periodo Kamakura

El periodo Kamakura (1185-1333 d.C.) en Japón estuvo marcado por una mezcla dinámica de cambios sociales, agitación militar y evolución cultural. 

Este periodo también fue testigo de una notable transformación en el diseño de los kimonos, donde la practicidad y la elegancia convergieron para dar forma a un estilo distintivo.

Siluetas más sencillas: El kimono del periodo Kamakura se apartó de las elaboradas capas de las épocas anteriores. El kosode, caracterizado por mangas más pequeñas y un corte más entallado, se convirtió en una opción prominente. Este cambio estuvo en consonancia con la evolución de la dinámica social y satisfizo las necesidades de la creciente clase guerrera.

Énfasis en la utilidad: Con la aparición de la cultura samurái y la guerra feudal, el diseño de los kimonos se adaptó a las exigencias de la época. Los colores terrosos y tenues se impusieron, reflejando una estética utilitaria que satisfacía las necesidades prácticas de los guerreros en el campo de batalla.

Influencia Zen: La filosofía de simplicidad y atención del budismo zen dejó su impronta en los kimonos del periodo Kamakura. Esta influencia se manifestó en la elección de paletas de colores apagados y diseños discretos. A través de su discreta elegancia, el kimono se convirtió en un reflejo de la tranquilidad y la armonía interior.

Patrones y texturas: Aunque la simplicidad era clave, el periodo Kamakura también fue testigo del aprecio por los diseños y texturas intrincados. Los diseños inspirados en la naturaleza, como el bambú y el pino, se tejían o teñían sobre la tela. La introducción de tejidos texturados como el "nuihaku", adornado con pan de oro o plata, añadía profundidad y riqueza.

Dinámica social: El ascenso de la clase samurái trajo consigo cambios significativos en las normas sociales. Los diseños de los kimonos se hicieron eco de estos cambios, ya que el atuendo debía facilitar la libertad de movimientos y la eficacia en la batalla. El kimono se convirtió así en un lienzo que reflejaba la evolución del paisaje cultural y social.

LEER  8 tipos de calzado tradicional japonés

Importancia cultural: El kimono del periodo Kamakura representaba algo más que una simple prenda de vestir; encarnaba una fusión de practicidad y elegancia que se hacía eco del espíritu de la época. A medida que Japón se transformaba, el kimono servía de testimonio visual de las prioridades y valores cambiantes de la sociedad a la que adornaba.

En resumen, el kimono del periodo Kamakura encapsuló un periodo de transición, mezclando las necesidades de una cultura guerrera con la elegancia atemporal del atuendo tradicional. 

Esta fusión creó una estética única que no sólo reflejaba las exigencias prácticas de la época, sino que también mostraba la perdurable identidad cultural de Japón.

Kimono del periodo Edo

El periodo Edo (1603-1868 d.C.) en Japón marcó una época de estabilidad, paz y florecimiento cultural bajo el shogunato Tokugawa. 

Durante esta época, el kimono evolucionó hasta convertirse en un emblema de elegancia y normas sociales, reflejando tanto la rígida estructura social como la riqueza artística de la época.

Refinamiento en la sencillez: El periodo Edo fue testigo de un alejamiento de los estilos extravagantes de épocas anteriores. El kosode, que había ganado popularidad en periodos anteriores, evolucionó hacia una prenda refinada y más accesible. Se pasó de las intrincadas capas a kimonos más sencillos, de una sola capa, adornados con diseños sutiles pero exquisitos.

Leyes suntuarias y significantes sociales: El shogunato Tokugawa promulgó leyes suntuarias que restringían las muestras extravagantes de riqueza a través de la ropa. El diseño de los kimonos comenzó a transmitir el estatus social de forma más discreta, con materiales, colores y diseños que indicaban el rango y la clase del portador dentro de la rígida jerarquía.

Florecimiento artístico: A pesar de las restricciones sociales, el periodo Edo fue testigo de un auge de la expresión artística. Los diseños de los kimonos se impregnaron de intrincados motivos pintados a mano, y las técnicas de teñido, como el "yuzen", se hicieron cada vez más sofisticadas. La naturaleza, los paisajes y las escenas de la vida cotidiana se plasmaron en los tejidos, convirtiendo los kimonos en lienzos que se podían llevar puestos.

El ascenso de la clase mercantil: El periodo Edo fue testigo de la aparición de una próspera clase mercantil, que influyó notablemente en la moda del kimono. Su preferencia por diseños lujosos pero sobrios llevó a la creación de tejidos con patrones intrincados y motivos elegantes, logrando un equilibrio entre opulencia y modestia.

Estilos regionales y singularidad: Las distintas regiones desarrollaron sus propios estilos de kimono durante el periodo Edo. Estas variaciones regionales permitían la autoexpresión al tiempo que se respetaban normas sociales más amplias. El kimono se convirtió así en un reflejo tanto del gusto personal como de la identidad cultural.

Cambio de funciones y estilos: A medida que avanzaba el periodo Edo, el papel de la mujer y la moda experimentaron una transformación. El kimono "tomesode", con motivos auspiciosos en la parte inferior, se hizo popular como prenda formal para las mujeres casadas, mientras que las generaciones más jóvenes preferían diseños vibrantes y juguetones.

Legado y transición: La influencia del periodo Edo en el diseño del kimono es profunda, y muchos de sus aspectos aún resuenan en los tiempos modernos. Esta época sentó las bases para la transición del kimono de atuendo formal a prenda de uso diario.

En esencia, el kimono del periodo Edo encapsulaba el equilibrio entre tradición e innovación. Al tiempo que cumplían las normas sociales, estas prendas se convertían en vehículos de expresión artística e identidad personal. El legado del kimono de esta época sigue siendo admirado y celebrado por su elegancia, sutileza y su papel único en la configuración del tapiz cultural de Japón.

El kimono en el mundo moderno

Aunque algunas personas siguen siendo fieles a su tradición y visten kimonos en diferentes ocasiones para respetar la cultura, la mayor parte de ella tiene que ver con la moda actual. No sólo Japón ha influido en el mundo con su ropa tradicional, sino que también hay diferentes culturas. 

En el mundo actual, la gente está más influenciada por la cultura occidental e incluso la sigue en su vida diaria, y llevar un kimono es sólo cuestión de estar a la moda. 

Los jóvenes usan estos hermosos patrones y colores para hacer una declaración de moda y también para parecer únicos en las redes sociales. Todo el mundo tiene su opinión que también difiere mientras se viste con un vestido significativo. 

Lo mismo ocurre con el kimono: algunos lo llevan para apreciar su significado histórico y otros simplemente están fascinados por su magnífico aspecto. Sin embargo, los diseñadores de hoy en día tienden a dar un paso adelante para llevar estas prendas tradicionales japonesas a la ropa de diario. 

Además, una cierta cantidad de personas están ansiosas por probar esta prenda impresionantemente hermosa para ocasiones formales como bodas y fiestas.

Además, ahora la gente toma el estilo del kimono y lo moderniza a su manera para conseguir un atuendo perfecto. El estilo de las mangas y su longitud se han llevado a un nivel totalmente diferente y se disfruta llevándolo. Hoy en día, es más bien una mezcla de vestido kimono contemporáneo y moderno que entusiasma a la gente de todo el mundo.  

La importancia de los motivos en los kimonos

Los kimonos, las prendas tradicionales japonesas famosas por su elegancia y significado cultural, son mucho más que simples prendas de vestir. 

Son lienzos intrincados que muestran una amplia gama de motivos, cada uno cargado de simbolismo, que reflejan la identidad personal y encarnan la expresión artística. 

Los motivos de los kimonos desempeñan un papel fundamental a la hora de transmitir mensajes, historias y emociones que contribuyen a la belleza y el significado generales de estas prendas.

  • Lenguaje simbólico: Los motivos de los kimonos suelen transmitir intrincados mensajes profundamente arraigados en la cultura y la historia japonesas. Los símbolos inspirados en la naturaleza, como los cerezos en flor, simbolizan la naturaleza efímera de la vida, mientras que las grullas representan la longevidad y la buena fortuna. Estos motivos transforman el kimono en un lenguaje visual que comunica sentimientos y creencias sin necesidad de palabras.
  • Conexiones estacionales: La cultura japonesa venera profundamente el cambio de las estaciones, y los motivos de los kimonos reflejan esta conexión. Flores, plantas y animales se eligen en función de su relevancia en las distintas épocas del año. Un kimono adornado con hojas de arce puede evocar el otoño, mientras que las flores de ciruelo representan la llegada de la primavera.
  • Identidad cultural: Los motivos de los kimonos suelen reflejar afiliaciones regionales o familiares. Ciertos motivos y símbolos se asocian a localidades específicas o a escudos familiares, lo que permite a los usuarios mostrar con orgullo su herencia. Estos motivos refuerzan el vínculo entre la identidad personal y la indumentaria, fomentando un sentimiento de pertenencia y tradición.
  • Ocasiones y rituales: Los kimonos se llevan en diversas ocasiones y ceremonias, cada una con sus propios motivos. Las bodas, las celebraciones de la mayoría de edad y los festivales tienen sus símbolos designados, que contribuyen a la narración visual del acontecimiento. Estos motivos ayudan a crear un sentido de ocasión y conectan al portador con su herencia cultural.
  • Expresión artística: Los motivos de los kimonos sirven de lienzo para la expresión artística y la artesanía. Las complejas técnicas de teñido, como el "yuzen" y el "shibori", permiten crear diseños intrincados y detallados. La combinación de motivos, colores y patrones es una manifestación de la habilidad y creatividad del artista, que transforma el kimono en una obra de arte que se puede llevar puesta.
  • Continuidad y modernidad: Aunque los motivos tradicionales siguen prevaleciendo, los diseñadores de kimonos modernos también incorporan elementos contemporáneos y reinterpretaciones. Esta fusión de tradición e innovación garantiza que los motivos de los kimonos sigan evolucionando al tiempo que mantienen su significado cultural.

En conclusión, los motivos de los kimonos no son meros adornos; son portadores de historias, valores culturales y relatos personales. 

Transforman estas prendas en conductos de tradición, expresiones visuales de emoción y reflejos del mundo natural. 

Los motivos de los kimonos son un testimonio del intrincado tapiz de la cultura japonesa y ofrecen una visión intemporal de la belleza de la creatividad humana y del arte de transmitir significados a través de la ropa.

¿Qué es un kimono?

El kimono es un estilo de vestimenta tradicional seguido en la cultura japonesa tanto por hombres como por mujeres. Es una tela en forma de T que se envuelve alrededor del cuerpo y se ata a la izquierda. Hay diferentes tipos de kimonos disponibles en diferentes tejidos y se pueden elegir según la ocasión que se quiera llevar. 

LEER  ¿Cómo usar los palillos correctamente? | La etiqueta de los palillos en Japón

Son extremadamente cómodos de llevar y bastante aireados y transpirables. Las mujeres los llevan con un "obi", que es un cinturón que se pone alrededor de la cintura para mantener la tela intacta. Desde los colores básicos hasta los estampados florales, se pueden encontrar diferentes patrones y diseños que resultan absolutamente hermosos.

Tipos de kimonos y por qué se usan

Existen múltiples tipos de kimonos con un significado especial según sus diseños, estampados y colores. Hay kimonos de todo tipo, como los formales, los informales, los de uso diario y los de boda.

El kimono Furisode, que entra en la categoría de los formales, tiene tres tipos distintivos. Este tipo de kimono lo llevan tanto las mujeres casadas como las solteras, pero con un tipo de manga y un patrón diferentes. Los tres tipos tienen mangas cortas, medias y largas y se llaman Kofurisode, chu-furisode y Ofurisode, respectivamente. 

Para cumplir con el código de vestimenta formal de una determinada reunión, las mujeres deben llevar un kimono Ofurisode con relleno y mangas largas de aspecto elegante y formal. Dentro de la misma variedad se encuentra el kimono Chu-furisode, que no lleva relleno y está confeccionado con un tejido suave. 

Lo prefieren sobre todo las muchachas solteras, ya que tiene estampados bonitos y brillantes. El kofurisode, el último de esta variedad, es el que tiene las mangas más cortas y se lleva de forma informal.

Los kimonos también se diferenciaban en función del estatus social. Las personas adineradas usaban kimonos de seda a diario en lugar de reservarlos para ocasiones especiales.

Aunque hay miles de estampados que puede tener un kimono, cada uno de ellos tiene un significado específico que refleja maravillosamente. Por ejemplo, un kimono estampado con un animal, como una grulla, significa buena fortuna y felicidad a largo plazo y también la duración de mil años. 

Los kimonos con estampado de pato mandarín también tienen un significado positivo de amor, lealtad y felicidad, y este tipo de kimonos los llevan las personas en ocasiones felices como matrimonios, baby showers, logros en la vida, etc.

El de la cresta de una ola representa que anhelas una vida tranquila y el de las hojas de cáñamo simboliza el crecimiento. Estos bellos significados tras una prenda la hacen más valiosa y atractiva

¿Por qué la gente lleva kimonos? 

Hay una respuesta muy significativa después de conocer sus ventajas, sus tipos, su significado oculto, y muchos más. Después de las impresiones, incluso los colores tienen un significado oculto, que es muy común en todas las culturas. 

Para la ocasión de la boda, la novia debe llevar un vestido kimono blanco, ya que muestra su aceptación de la familia, al tiempo que acepta de corazón las formas de vida de su marido.

El color blanco se combina muy bien con cualquier color y por eso las novias lo llevan como traje de novia. 

En momentos tristes, como la muerte o el luto, los japoneses prefieren vestir de negro, ya que representa la tristeza. Los kimonos de colores tienen sus significados directamente relacionados con la naturaleza, como el azul, ya que proviene del índigo, que simboliza un color curativo de picaduras, infecciones y alergias.

La gente también lleva kimonos de distintos colores para expresar su gusto por el tipo de ropa y la estación. Para el verano, los colores preferidos son el azul oscuro y el lavanda, mientras que para la primavera se usan colores pálidos como el verde lima y el amarillo claro.

Para el otoño se llevan colores sobrios y naturales y para el invierno, todo son tonos vivos como el rojo y el negro.

La ropa de kimono no es una pieza de tela que sólo se conoce por sus bellos colores y estampados. Esta prenda se respeta y se guarda como algo precioso en las familias.

Antiguamente, estos kimonos se confeccionaban con telas de muy buena calidad que hoy en día no se encuentran, por lo que son conservados por las familias y pasan de generación en generación. 

Las diferentes culturas tienen diferentes cosas que transmitir como orgullo de su origen y por eso los japoneses tienen kimonos para eso.

También debes saber lo caros que son estos kimonos cuando se trata de un tipo de tejido concreto. En el caso de los que son para ocasiones especiales, están completamente hechos a mano y se confeccionan utilizando materiales caros para embellecerlos y darles un aspecto único.

Llevar un kimono también demuestra que respetas la cultura y los modales y que la sigues de corazón. Si alguna vez planeas visitar Japón, hazte con un kimono para disfrutar de la belleza de esta encantadora cultura.

El significado de los distintos colores de kimono

Los colores desempeñan un papel esencial en el simbolismo y el significado de los distintos tipos de kimonos. 

Cada color tiene un significado y representa diferentes conceptos, emociones y ocasiones. Estos son algunos de los colores de kimono más comunes y sus significados asociados:

  • Rojo (Akai): El rojo es un color vibrante y auspicioso en la cultura japonesa. Simboliza la vida, la pasión, la energía y la vitalidad. Los kimonos rojos suelen llevarse en celebraciones alegres, como bodas o festivales, ya que traen buena suerte y prosperidad.
  • Blanco (Shiroi): El blanco se asocia con la pureza, la inocencia y los nuevos comienzos. Las novias suelen llevarlo en las bodas tradicionales japonesas para simbolizar sus intenciones puras y el comienzo de una nueva etapa en sus vidas.
  • Negro (Kuroi): El negro es un color que representa la formalidad, la elegancia y la sofisticación. Se suele llevar en actos o ceremonias formales. Los kimonos negros también denotan misterio e intriga.
  • Azul (Aoi): El azul es un color calmante que significa tranquilidad, serenidad y estabilidad. Se ve a menudo en kimonos que se llevan durante prácticas contemplativas o meditativas. El azul también se asocia con el mar y se usa a menudo para representar elementos acuáticos en los diseños de los kimonos.
  • Amarillo (Kiiroi): El amarillo es el color de la luminosidad, el optimismo y la prosperidad. Simboliza el sol y su energía vital. Los kimonos amarillos se suelen llevar en ocasiones festivas, ya que aportan alegría y felicidad.
  • Verde (Midorii): El verde representa la naturaleza, la fertilidad y la vitalidad. Se asocia con el nuevo crecimiento y la abundancia de vida. Los kimonos verdes se suelen llevar en primavera, por ejemplo para ver los cerezos en flor, para celebrar la renovación de la naturaleza.
  • Púrpura (Murasaki): El púrpura es un color que simboliza la nobleza, el lujo y la espiritualidad. Históricamente se ha asociado con la corte imperial y la aristocracia. Los kimonos morados se llevan en ocasiones especiales y ceremonias formales para transmitir prestigio.
  • Rosa (Momoiro): El rosa es un color asociado a la feminidad, la ternura y la juventud. Representa el amor, el romance y el afecto. Los kimonos rosas son muy populares entre las mujeres jóvenes y pueden verse durante los festivales de los cerezos en flor, ya que los suaves tonos rosados complementan la delicada belleza de las flores.
  • Oro (Kin): El oro es el color de la riqueza, la opulencia y la prosperidad. Se utiliza a menudo en los diseños de kimonos para añadir un toque de lujo y elegancia. Los detalles dorados se ven con frecuencia en kimonos formales, obis (fajas) y otros accesorios.

¿Cómo llevar un kimono japonés?

Vestir un kimono japonés es un proceso tradicional y ceremonial. Implica varios pasos para garantizar que el kimono se lleva correctamente y con el debido respeto a la cultura. He aquí una guía general sobre cómo llevar un kimono japonés:

  • Ropa interior: Empieza por ponerte una capa de ropa interior, que suele incluir una prenda tipo slip llamada "hadajuban" y un medio cuello conocido como "nagajuban".
  • Envuelve el lado izquierdo sobre el derecho: Al vestir un kimono, es importante recordar que el lado izquierdo siempre debe envolverse sobre el derecho. Este orden está reservado a los difuntos, por lo que invertirlo se considera una falta de respeto.
  • Obi (cinturón): Átate el obi alrededor de la cintura, asegurándote de que quede centrado en la parte posterior. El obi puede ser ancho y decorativo o estrecho, según la formalidad de la ocasión. Asegúrelo con un nudo, como el nudo "taiko" u "Otaiko", y disponga el lazo en la parte posterior.
  • Ajusta la longitud del kimono: La longitud del kimono debe ajustarse a tu estatura. Levanta el dobladillo del kimono hasta los tobillos, asegurándote de que la parte delantera y la trasera tengan la misma longitud.
  • Cuello y mangas: Ajuste el cuello para que quede recto y doble el exceso de tela bajo el cuello para crear un aspecto limpio. La longitud de las mangas también puede ajustarse doblándolas ligeramente hacia atrás o dejándolas sueltas, según la formalidad del kimono.
  • Obijime y obidome (opcional): Si se desea, se puede añadir un obijime (cordón decorativo) alrededor del obi, y un obidome (adorno) puede fijarse al obijime para añadir elegancia.
  • Calzado: Completa el conjunto del kimono con calcetines tradicionales japoneses llamados "tabi" y sandalias slip-on conocidas como "zori" o "geta", según la ocasión.

¿Puedo llevar kimono si no soy japonés?

LEER  Cómo vivir en Japón sin un título | ¡8 cosas que puedes hacer para vivir en Japón sin un título!

Sí, es aceptable que cualquier persona, independientemente de su origen cultural, lleve un kimono. Sin embargo, es importante abordarlo con respeto, comprendiendo su significado cultural. Se recomienda informarse sobre el estilo adecuado y las ocasiones para llevar kimono. 

Hay recursos disponibles, como servicios de alquiler de kimonos y actos culturales, para ayudarle a llevar un kimono correctamente y apreciar su patrimonio cultural. Recuerde apreciar y respetar las tradiciones y la historia asociadas a esta prenda.

¿Cualquiera puede llevar un kimono?

Sí, cualquiera puede llevar kimono. Aunque el kimono tiene profundas raíces culturales en Japón, no es exclusivo de los japoneses. Personas de diversas culturas y orígenes pueden apreciar y llevar un kimono, especialmente como una opción de moda o como medio de exploración cultural. 

Sin embargo, es importante acercarse a él con respeto y comprensión, reconociendo su significado cultural. Es aconsejable informarse sobre la forma correcta de llevar un kimono y su contexto histórico para asegurarse de que aprecia y respeta el patrimonio cultural de la prenda.

¿Los hombres llevan kimono en Japón?

Sí, los hombres llevan kimono en Japón para ocasiones formales o ceremoniales. Tienen su propio estilo de kimono llamado "kimono" o "montsuki hakama". Presenta motivos más sencillos, colores más oscuros y suele llevarse con hakama, pantalones de pierna ancha. Los kimonos masculinos suelen verse en bodas, ceremonias del té, festivales y otros actos formales.

¿Por qué los japoneses dejaron de llevar kimono?

El declive del uso habitual de kimonos en Japón puede atribuirse a una combinación de factores sociales, culturales y económicos surgidos en el último siglo. 

La introducción de la ropa occidental durante la era Meiji, a finales del siglo XIX, marcó un cambio significativo en la moda japonesa. 

A medida que Japón abrazaba la modernización y la occidentalización, la ropa de estilo occidental se asociaba con el progreso, la modernidad y el compromiso global. Este cambio se vio reforzado por la practicidad y conveniencia de la vestimenta occidental para un estilo de vida urbano en rápida evolución.

Además, el complejo y largo proceso de vestir un kimono, incluidas las intrincadas capas y el atado del obi, lo hacían menos adecuado para las aceleradas exigencias de la vida moderna. 

En consecuencia, el kimono pasó a reservarse principalmente para ceremonias, festivales y actos culturales. 

La tendencia hacia la ropa occidental también tuvo implicaciones económicas, ya que la producción de kimonos requería conocimientos y materiales especializados, lo que los hacía más caros en comparación con la ropa occidental producida en masa. 

Como resultado, la tradición de llevar kimono a diario fue desapareciendo, y las generaciones modernas optaron por la ropa occidental por su comodidad, asequibilidad y alineación con los valores contemporáneos. 

A pesar de este cambio, el kimono sigue siendo un símbolo perdurable del patrimonio cultural japonés y aún se venera por su arte y significado en entornos especiales.

¿Por qué el kimono está a la derecha sobre la izquierda?

Los kimonos se llevan tradicionalmente del lado izquierdo sobre el derecho, a menos que el portador haya fallecido. Esto se debe a que el lado izquierdo del cuerpo se considera el lado "limpio", mientras que el derecho se considera el lado "sucio". El lado izquierdo también se considera el más importante, ya que es el más cercano al corazón.

Existen varias teorías sobre el origen de esta costumbre. Una teoría es que se basa en la filosofía china del yin y el yang. El yin se asocia con el lado izquierdo del cuerpo y el yang con el derecho. 

El yin se considera el principio femenino y pasivo, mientras que el yang se considera el principio masculino y activo. Llevar el kimono de izquierda a derecha es una forma de equilibrar estos dos principios.

Otra teoría es que la costumbre de llevar el kimono del revés tiene su origen en la tradición budista. 

En el budismo, el lado izquierdo del cuerpo se asocia con el bodhisattva Kannon, símbolo de la compasión y la misericordia. Llevar el kimono izquierdo sobre el derecho es una forma de mostrar respeto a esta deidad.

Sea cual sea el origen de la costumbre, aún hoy se observa en Japón. Si ve a alguien con un kimono, puede estar seguro de que lo lleva puesto del revés.

¿Qué se lleva debajo del kimono?

Tradicionalmente, bajo un kimono se llevan varias capas de ropa para darle la forma deseada y proporcionar comodidad y calor. Las capas pueden variar según el tipo de kimono y la estación del año, pero los componentes básicos suelen incluir:

  • Ropa interior (Hadajuban): Se trata de una prenda interior ligera que llega hasta la rodilla y que se lleva directamente sobre la piel. Ayuda a proteger el kimono del sudor y la grasa, a la vez que proporciona una base suave para las capas superiores.
  • Nagajuban (Kimono Slip): Se trata de una prenda interior más larga y formal que se coloca sobre el hadajuban. Suele tener un cuello que sobresale del escote del kimono. El nagajuban ayuda a dar la forma adecuada al kimono y añade una capa adicional de aislamiento.
  • Datejime o Koshihimo: Son cinturones estrechos o cordones que se atan a la cintura por encima del nagajuban. Ayudan a sujetar las capas y crean una base lisa para el obi (fajín) que se anudará a la cintura.
  • Calcetines Tabi: Los calcetines tabi son calcetines de puntera abierta diseñados para llevar con calzado tradicional japonés como el geta o el zori. Son una parte esencial del conjunto del kimono.
  • Bajo Kimono (Nagagi): Se trata de un kimono ligero y sin forro que se coloca sobre el nagajuban. Añade una capa adicional y ayuda a proteger el kimono principal del sudor y la grasa.

Estas prendas interiores y capas sirven tanto para fines funcionales como estéticos, contribuyendo a la apariencia general y a la comodidad del kimono. También ayudan a preservar el propio kimono al actuar como barrera contra los aceites y la humedad naturales del cuerpo.

Lea también:

  1. Los mejores vestidos de verano para llevar en Tokio

¿Qué le parece?

la mejor aplicación de traducción de japonés

6 mejores aplicaciones de traducción de japonés para iPhone

lista de dragones japoneses

Tipos de dragones japoneses | ¡9 famosos dragones japoneses que debes conocer!