en

Los 10 mejores directores japoneses de hoy 2024

¿Buscas a los mejores directores japoneses? Pues mira esta lista de los mejores directores de Japón que han hecho las mejores películas de todos los tiempos. Sigue leyendo para saber más. 

La industria cinematográfica japonesa es una de las más antiguas. Ha dado lugar a algunos de los más talentosos cineastas que el mundo ha visto.

Las películas japonesas son únicas y tienen argumentos que son una mezcla de tradiciones y folclore japonés con una mezcla de cultura moderna.

¿Quién es el mejor director japonés?

Akira Kurosawa es el mejor director japonés que ha realizado varias películas que exploran diferentes géneros. 

  tienda de japón  

 Akira Kurosawa no sólo es un director de renombre mundial, sino que también es el que abrió el camino para que otros directores de cine japoneses pudieran mostrar su trabajo en la industria cinematográfica mundial. Las películas de Kurosawa, como "Samurai" y "Yojimbo", se inspiraron en directores occidentales como John Ford. También se inspiró en el cine y la literatura occidentales, que quedaron retratados en su obra. 

Cuando pensamos en películas japonesas, lo primero que nos viene a la mente es el anime. Pero hay todo un mundo de películas japonesas que te está esperando para que las explores.

Los directores japoneses son mentes maestras y sus películas son verdaderas obras maestras. Han creado un legado que ha impactado en la industria cinematográfica de todo el mundo.

Aquí tiene una lista de los mejores directores japoneses y su contribución al mundo del cine.

Los mejores directores japoneses: Resumen rápido

Mejores directores japonesesLas mejores películasAños de actividad
Akira KurosawaRashomon (1950)1936-1993
Yasujiro OzuCuento de Tokio (1953)1929- 1963
Seijin SuzukiMarcar para matar (1967), Zigeunerweisen (1980)1956- 2007
Kenji MizoguchiLa historia de los últimos crisantemos (1939), Los amantes crucificados (1954)1923- 1956
Hayao MiyazakiMi vecino Totoro (1988), La princesa Mononoke (1997), Spirited Away (2001)1963-actualidad
Kon IchikawaOlimpiada de Tokio (1965), Odd Obsession (1959)1935- 2006
Nagisa OshimaEn el reino de los sentidos (1972), Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983), El imperio de la pasión (1978)1953- 1999
Kaneto ShindoLos niños de Hiroshima (1952)1951- 2011

Directores japoneses modernos

Kiyoshi Kurosawa

Kiyoshi Kurosawa es uno de los directores japoneses más aclamados y célebres de la actualidad. 

Es conocido por su particular estilo y habilidad para combinar el terror y el suspense cinematográficos con el drama de personajes, abordando temas psicológicos complejos y a menudo inquietantes. 

Su obra incluye películas aclamadas por la crítica como Pulso (2001), Cura (1997)y Sonata de Tokio (2008).

La combinación única que hace Kurosawa del terror y el suspense cinematográficos con el drama centrado en los personajes es una marca distintiva de su obra y le ha granjeado la reputación de ser uno de los directores pioneros del género. 

Muchas de sus películas se centran en la turbulenta vida interior de los personajes, a menudo insinuando ansiedades más profundas y problemas psicológicos que acechan bajo la superficie. 

Sus películas exploran a menudo los aspectos más horribles de la psique humana sin ofrecer un cierre o respuestas definitivas a las preguntas planteadas en la narración. Como resultado, las películas de Kurosawa no sólo son terroríficas, sino que también invitan a la reflexión y afectan profundamente.

Aunque el terror es un elemento central en las películas de Kurosawa, a menudo basa sus historias en una realidad reconocible y toca temas relevantes para la vida contemporánea. 

En Pulse (2001), una inquietante exploración de la desconexión moderna entre la tecnología y la experiencia humana, Kurosawa pone sobre la mesa su característica habilidad para el suspense psicológico. 

pulso 2001 dirigida por Kiyoshi Kurosawa

Al mismo tiempo, la película sirve como oportuno retrato de los efectos de la creciente digitalización en nuestras vidas y nuestro sentido del yo.

El propio Kurosawa ha comentado el tema de la desconexión moderna en su obra, afirmando que "en la era de internet y los smartphones, todo el mundo está a veces abrumado por la información y acaba aislado. Todas mis películas giran en torno a esta idea del presente, nuestro tiempo". 

Así, a pesar de los elementos fantásticos, las películas de Kurosawa siguen siendo relevantes para la vida moderna y para sus espectadores.

Kiyoshi Kurosawa es un maestro inconfundible del arte cinematográfico. Sus obras son ricas en maestría cinematográfica y muy cautivadoras, y nunca dejan de provocar la reflexión y conmover profundamente al espectador. 

No es sólo un destacado director japonés, sino un autor de fama mundial cuyas películas han recibido elogios de la crítica en todo el mundo. 

Kurosawa, uno de los principales directores del género de terror, es un testimonio del poder del cine para entretener e informar.

Nobuhiro Yamashita

Nobuhiro Yamashita es uno de los principales cineastas japoneses de la actualidad y miembro de la llamada "Generación de la dulzura". A menudo se le describe como un "autor indie de bajo presupuesto" debido a la estética realista y amable de sus películas. 

Sus películas se centran a menudo en momentos mundanos de la vida cotidiana, además de explorar diversos temas sociales. 

A diferencia de muchos de sus contemporáneos, que suelen centrarse en la cultura juvenil, Yamashita suele retratar la vida de los ancianos desde diversos ángulos.

Yamashita se inició en la industria cinematográfica escribiendo prolíficamente y ganando numerosos premios. 

A principios de la década de 2000, empezó a dirigir sus propias películas, comenzando con éxitos populares y de crítica como 'Linda Linda LindaA Gentle Breeze in the Village" y "Hard Core". Estas películas fueron elogiadas por sus historias y personajes sencillos y reales.

La visión creativa y el estilo distintivo de Yamashita le han valido un gran reconocimiento y respeto en la comunidad cinematográfica. Incluso ha recibido varios premios a lo largo de los años, entre ellos el Premio Internacional de Cine de Tokio al Mejor Director y el Premio de la Academia Japonesa al Mejor Guión.

Además de su pasión por el cine, Yamashita imparte clases junto a Masato Harada, otro influyente cineasta japonés. 

Con Yamashita como mentor, muchos jóvenes aspirantes a cineastas no sienten más que admiración por el autor. También desempeña un papel de apoyo a los aspirantes a cineastas a través de su trabajo con grupos de cine independiente japonés. 

LEER  Cuáles son los barrios más otaku de Japón

En general, Nobuhiro Yamashita es un director de gran talento admirado en todo el mundo por su visión y estilo únicos. 

Ha realizado innumerables películas inspiradoras que exploran los momentos mundanos de la vida cotidiana y sus diversos problemas sociales. Su talento y su pasión le han granjeado un gran respeto en la comunidad cinematográfica y hoy sigue inspirando a los aspirantes a cineastas.

Takashi Miike

Takashi Miike es uno de los directores japoneses más aclamados de la actualidad. Es una potencia cinematográfica con un impresionante currículum de más de 100 producciones, que demuestran su incomparable arte y su increíble variedad.

Desde comedias cómicas hasta thrillers de acción y terror, hay pocas cosas que no pueda hacer.

La obra de Miike varía enormemente entre géneros, lo que permite a sus actores y equipo explorar estilos nuevos y experimentales. Es famoso por hacer películas con una fascinación por lo extraño, a menudo con algunos elementos extraños para mantener a los aficionados en vilo.

Verdadero visionario, Miike también suele divertirse mucho mientras explora lo grotesco y lo surrealista, difuminando los límites entre fantasía y realidad.

Las películas de Miike suelen estar impregnadas de un humor negro e impredecible, que da lugar a momentos de absurdo increíblemente memorables. Sus películas suelen ser violentas, con una buena dosis de acción sangrienta, algo que sus fans esperan y aprecian.

No teme traspasar los límites y desafiar las convenciones sociales, llevando a su público al límite de su tolerancia.

El estilo de Miike es inconfundible y lleno de carácter, y muchas de sus películas han alcanzado el estatus de culto entre los aficionados al cine de todo el mundo.

Entre sus obras más célebres figuran títulos como Audición, Ichi el asesino, Gozu y La Gran Guerra de los Yokai. Con cada nueva película que realiza, Miike deleita a sus seguidores y sigue sorprendiendo con lo inesperado.

El trabajo de Miike es a menudo impredecible y estilístico, y va más allá de los límites de lo que es posible en este medio y amplía nuestra comprensión de esta forma de arte.

Sus películas inquietan e inspiran, lo que le ha convertido en uno de los directores más aclamados del mundo. Takashi Miike es sin duda uno de los mejores directores japoneses de la actualidad y un maestro del cine cuya creatividad no conoce límites.

Yoji Yamada

Yoji Yamada es posiblemente uno de los mejores directores japoneses contemporáneos. A lo largo de una carrera de más de cinco décadas, Yamada se ha consolidado como una de las figuras más destacadas del cine japonés. 

A Yamada se le atribuye la creación de la serie "Tora-san", considerada una de las franquicias de comedias dramáticas de más éxito de todos los tiempos. 

Sus premiadas obras, como la dramedia "Twilight Samurai", aclamada internacionalmente, son testimonio de su delicadeza para fundir historias a menudo caprichosas con elementos temáticos serios.

A sus casi 87 años, Yoji Yamada sigue dirigiendo activamente. Su último trabajo, "Nagasaki: recuerdos de mi hijo", se estrenó en Japón en 2015 y supone su largometraje número 59. 

Inspirada en una obra del mismo título escrita por el autor ganador del Premio Nobel Kyūya Fukada, "Nagasaki: Recuerdos de mi hijo"sigue la vida de una madre cuyo único hijo ha muerto a causa de la bomba nuclear. 

Yamada aporta a la película una intensidad conmovedora al entrelazar la tragedia del pasado de la madre con su lucha por salir adelante.

A lo largo de su carrera, Yamada ha mantenido un enfoque matizado de la narración que es a la vez poético, íntimo y civilizado.

Es conocido por dar a sus actores un gran escenario para mostrar su talento, siendo Ataru Baba, que ha aparecido en varias de las obras de Yamada, un excelente ejemplo. En la serie "Tora-San", 

Yamada demuestra un talento único para captar las alegrías y frustraciones cotidianas de la clase trabajadora japonesa. 

Sus otras obras, como "Twilight Samurai" y "Nagasaki: Memories of My Son", también hablan de una empatía humana innata, ya que Yamada desentraña temas complejos a través de los ojos de la gente corriente.

La ilustre carrera de Yoji Yamada le ha hecho merecedor de numerosos galardones y premios, desde el Premio del Festival de Cine de San Sebastián de 2004 al Mejor Director, hasta el Premio de la Academia de Japón 2014 a la Trayectoria Destacada en el Largometraje. 

Su impacto, tanto en su país natal como a escala internacional, es innegable, y se puede afirmar con seguridad que la reputación de Yamada como uno de los mejores directores japoneses contemporáneos sigue viva.

Shunji Iwai

Shunji Iwai lleva haciendo películas en Japón desde principios de los noventa, y su estilo único y sincero de narrar historias le ha granjeado un gran número de seguidores, tanto locales como extranjeros. 

Es un director magistral, tanto en el uso de los efectos visuales como en la música, el ritmo y la cantidad de detalles de sus películas.

Iwai es considerado un director que conduce al espectador en un viaje emocional, a menudo a través de los personajes y sus conflictos. En ocasiones, sus películas pueden ser melancólicas y tristes; en otras, mágicas y alegres. 

A menudo aporta un fuerte anhelo a sus personajes, explorando un reflejo veraz y emocional de la vida. 

Incluso en sus obras más absurdistas, existe una franqueza honesta sobre la vida, la condición humana y la mortalidad. Esto se aprecia en obras como Carta de amor y 

Todo sobre Lily Chou-Choudonde sus cámaras se fijan en los momentos cotidianos de la vida, buscando la belleza y la resonancia en acontecimientos sencillos.

Iwai es también un maestro en la creación de personajes memorables. Sus películas suelen tener protagonistas únicos y reales que se sienten conectados con el público. Esto puede verse en obras suyas como Mariposa cola de golondrina y Hana y Alice, donde sus protagonistas son personalidades fuertemente establecidas que desarrollan la historia con su propio sentido único de la vida. 

LEER  10 mejores animes con personajes femeninos fuertes 2022 | ¡Anime con protagonistas femeninas fuertes!

Sus personajes suelen transmitir algo intangible, algo complejo, pero aceptado por el público.

El uso que Iwai hace de los efectos visuales y la música es también magnífico, presentando al espectador una experiencia única y dinámica. Su ojo para la composición y el movimiento de la cámara demuestra su conocimiento de la cultura y las técnicas japonesas. 

En películas como Historia de abril y Picnic, Iwai inyecta sutiles toques de su forma de entender Japón -la forma de comunicarse de la gente, la naturaleza de las relaciones, la vulnerabilidad de la vida- en cada escenario. 

En cuanto a sus partituras, Iwai elige con gusto obras que evocan diferentes sentimientos en los espectadores y hacen que sus historias cobren vida.

La impresionante obra de Shunji Iwai sigue cautivando los corazones de muchos. Ha demostrado ser un maestro de su oficio, ofreciéndonos personajes y escenarios que permanecen con nosotros incluso años después del primer visionado. 

Con cada película, Iwai nos transporta a su propio mundo, ofreciéndonos una mirada a partes excepcionalmente delicadas de la vida con las que todos podemos conectar. 

Con su fuerza de emoción y su fuerte sentimiento de añoranza, Iwai es un maestro de la realización de películas de calidad que ofrecen recuerdos vívidos para el disfrute de todos.

Shohei Imamura

Shohei Imamura es sin duda un gigante del cine japonés moderno. Su cine independiente dejó un legado de obras maestras que le valieron la Palma de Oro, el Oso de Plata, el León de Oro y tres premios en el Festival de Cannes. 

Empezando por su primer relato corto, Cerdos y acorazadosImamura creó una mezcla única de documental y ficción, combinando un ojo agudo para el detalle y los temas sociales con un toque imaginativo, casi surrealista.

Célebre por su retrato franco e inquebrantable de la sociedad japonesa, su obra aborda a menudo temas como los roles de género, los rituales de la religión popular, las poblaciones marginadas y los conflictos culturales entre Oriente y Occidente. 

El compromiso de Imamura con el meticuloso arte de hacer cine le ha convertido hasta hoy en uno de los favoritos de los cineastas japoneses.

La carrera de Imamura pronto le valió el reconocimiento internacional. Dirigió La mujer insectoque se convirtió en una obra importante del cine japonés de la Nouvelle Vague y fue premiada en el Festival de Venecia de 1963. 

Su documental, The Mark of Kasai, también recibió una nominación al Oscar. Le siguió otra obra maestra, Lluvia negra, que le valió un Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 1989.

Su dedicación al realismo y al naturalismo es más evidente en obras como La anguila y La venganza es mía, que abordan temas de relaciones familiares, problemas sociales y psicología humana. 

Incluso sus representaciones de la vida cotidiana están llenas de detalles que transportan al espectador directamente al mundo de sus personajes. 

Imamura utilizó una combinación única de ironía y sátira para comentar la cultura y la política japonesas, sin rehuir nunca temas desafiantes como el corporativismo y las divisiones de clase.

A lo largo de su ilustre carrera, Imamura traspasó los límites del cine japonés y redefinió la forma en que las cuestiones de raza, clase y género se representaban en sus obras. 

Su influencia en el cine japonés es realmente innegable, y su estilo único de combinar la realidad con la ficción ha sido muy influyente para las generaciones de cineastas venideras. 

Con La anguila, Imamura ganó su último premio, la Palma de Oro, en el Festival de Cannes de 1997. Siempre será recordado como uno de los grandes del cine japonés de todos los tiempos.

Tetsuya Nakashima

Tetsuya Nakashima se ha convertido rápidamente en uno de los directores japoneses más reputados. Nacido en 1965, es un aclamado escritor, director y periodista. Su película revelación fue Kamikaze Girls, estrenada en 2004. 

Sus películas son únicas en su género, a menudo centradas en temas de juventud, amor, familia y las luchas de la vida. 

Las películas de Nakashima suelen retratar el fuerte vínculo de la familia, las relaciones entre las personas. Sus películas presentan una mezcla de elementos visuales, literarios y musicales para crear una atmósfera atractiva y emotiva. 

Sus películas están llenas de imágenes vívidas, que yuxtaponen la oscuridad de la vida con destellos de brillo y belleza. 

Las obras de Nakashima muestran a menudo una fuerte nota visual que conlleva una profunda resonancia emocional. Dirige con sofisticación y pasión tanto la melancolía como la esperanza. 

Desde flashbacks animados y suaves movimientos de cámara hasta vibrantes secuencias, su estilo cinematográfico suele ser tan intrigante como cautivador.

Nakashima es famoso por su capacidad para crear historias que causan una profunda impresión. Sus películas se centran en asuntos interpersonales como las relaciones familiares y el romance, hasta temas sobre la fragilidad de la vida. 

A menudo presenta relaciones entre personas que trascienden a algo más significativo, haciendo difícil que los espectadores no se impliquen emocionalmente con los personajes. Sus películas evocan una amplia gama de emociones, desde la risa y la consternación hasta la alegría y la tristeza. 

Las películas de Nakashima suelen contar con bandas sonoras de gran calidad, con bandas sonoras agresivas o emotivas. A menudo utiliza temas de pop-rock para evocar la complejidad del lenguaje y las emociones. 

Sus películas suelen contar con diversos acompañamientos musicales, desde piezas tradicionales japonesas hasta ritmos contemporáneos. Sea cual sea el género, el acompañamiento musical siempre despierta las emociones del espectador. 

Tetsuya Nakashima ha demostrado ser un director extraordinario, un maestro de la emoción y el talento artístico. 

Su enfoque creativo e innovador refleja su dedicación al oficio y su genuino aprecio por el arte de hacer cine. Uno de los mejores directores japoneses de la actualidad, sigue causando impacto en el mundo del cine.

Hirokazu Kore-eda

Kore-eda no le faltan galardones, ya que ha ganado numerosos premios de la Academia japonesa, varios premios de la crítica japonesa y la Palma de Oro de Cannes por su película de 2018 Shoplifters.

Sus obras son reflexivas y a la vez incitan a la reflexión, tocando temas como la familia, la lealtad y el contexto cultural, una hazaña impresionante para un director que trabaja en la tradicional industria cinematográfica del país.

LEER  ¿Tiene Ash Ketchum una novia?

Lo que diferencia a Kore-eda de otros directores es su capacidad para humanizar a sus personajes sin dejar de encontrar la belleza en la vida cotidiana. Su ojo para el detalle y la calidez de sus sentimientos hacen que sus películas sean increíblemente genuinas, incluso cuando tratan temas difíciles. 

Ha conquistado tanto a la crítica como al público con su sensibilidad e intimidad a la hora de abordar historias de familiares separados, circunstancias vitales difíciles y transformaciones adolescentes, que retrata magistralmente con sutileza y gracia.

Con Kore-eda hay una sensación de sutileza que irradia a través de sus películas, haciendo que cada escena se sienta casi sin esfuerzo y natural. 

No recurre a explosiones estridentes ni a música intensa para ver sus películas; en su lugar, crea delicados momentos cinematográficos que hacen que sus historias resulten profundamente conmovedoras sin técnicas ostentosas.

Pero, sobre todo, es la humildad y el respeto de Kore-eda por sus personajes lo que realmente hace brillar sus películas. Sus personajes van desde ricos propietarios de extensas fincas a familias rurales que luchan por salir adelante, y trata sus historias con la misma importancia. 

Además, sus escenas están encuadradas de tal manera que enfatizan visualmente las luchas de sus personajes centrales, incluso cuando su cámara nunca sale de los confines de una sola habitación.

Por estas razones, el nombre de Hirokazu Kore-eda sigue teniendo un gran peso en la industria cinematográfica japonesa, y a menudo se menciona como una digna comparación para los aspirantes a directores japoneses. 

Sus obras son honestas, sinceras y profundamente significativas, no sólo para el público japonés sino para todo el mundo, y como sigue produciendo notables obras de arte a partir de historias de la vida cotidiana, el legado de Kore-eda perdurará casi con toda seguridad durante décadas.

Isao Yukisada

Isao Yukisada es un galardonado director y guionista cuyas películas irradian una refrescante sofisticación cinematográfica. Su arte es evidente en sus películas, lo que le permite trascender el ámbito típico de los largometrajes. 

A pesar de su corta carrera, ha realizado una gran obra que está a la altura de los más grandes directores modernistas japoneses.

Fue con su quinto largometraje, Ir aque supuso su primer éxito internacional. Con la narración de un estudiante de instituto que aprende a sobrevivir a las dificultades de la edad adulta, la película mostraba el intrincado entramado narrativo de Yukisada. 

Evoca un cuadro sorprendente y cautivador de las luchas de la juventud utilizando un delicado equilibrio entre las expresiones de los personajes y la riqueza de la fotografía.

Desde entonces, Yukisada ha realizado diversos proyectos, desde comedias slasher hasta melodramas. Ha creado historias que hablan mucho de la sociedad japonesa contemporánea, con su conciencia social visible en el tratamiento de temas como la conformidad, la tecnología y la familia. 

También hace gala de un estilo visual impresionante, exhibiendo un estilo de espacio, técnica y color acorde con su enfoque de la lucha interior de los personajes.

Lo que hace que Yukisada destaque entre la pléyade de directores japoneses contemporáneos es la diversidad de su obra. 

Es capaz de adentrarse en géneros más allá de los típicamente explorados, explorando un aspecto más amplio de Japón y su gente. Sus obras construyen una vívida imagen de la nación, al tiempo que destacan ámbitos de la cultura y las tradiciones que existen fuera del tapiz cinematográfico japonés convencional.

Yukisada da muestras de un fuerte estilo visual, como se aprecia en sus películas que exploran los misterios de la vida y la muerte, así como en su uso de escenarios de época para explorar temas contemporáneos. 

Los críticos han destacado su habilidad para moverse juguetonamente entre lo tradicional y lo moderno, que capta la esencia de su cultura y sus experiencias. Su espíritu intrépido le permite crear obras que siguen siendo un refrescante deleite a pesar de ser accesibles.

Isao Yukisada es una joya entre los directores japoneses modernos, que exhibe un alto nivel de versatilidad y originalidad.

Su inspiradora capacidad para atravesar el reino del cine le ha llevado a tomar conceptos del cine japonés y transformarlos en historias únicas que abarcan lo cósmico, lo trágico y lo humorístico. Su estatus como uno de los mejores directores japoneses de la actualidad está definitivamente justificado.

Sion Sono

Entre los muchos y notables directores japoneses contemporáneos, Sion Sono destaca por la pasión, la creatividad y la audacia que aporta a la pantalla.

Sus películas siempre capturan la imaginación, ofreciendo experiencias visuales y auditivas dinámicas que llevan al espectador a una montaña rusa de emociones. Su obra, a menudo provocadora y desafiante, es muy apreciada tanto por los cinéfilos como por los espectadores ocasionales.

Sion Sono es conocido por traspasar los límites, sobre todo en lo que respecta a la temática y la estructura narrativa. 

Sus películas suelen tratar temas relacionados con la modernidad y el cambio de época, y suelen explorar diversos aspectos de la cultura y la sociedad japonesas. Su uso del color y la composición es siempre cautivador, con escenas que oscilan entre lo abstracto y lo directo.

Sono comenzó su carrera a finales de la década de 1980 y fue adquiriendo importancia con la dirección de siete largometrajes entre 1989 y 1997. Su gran éxito fue el drama romántico de 1995 'Exposición al amorque fue un éxito financiero y de crítica. 

Desde entonces, ha creado numerosas obras controvertidas que transgreden los géneros, como 'Himizu‘ (2011) ‘¿Por qué no juegas en el infierno?(2013) yTribu de Tokio‘ (2014).

El sello distintivo de su estilo de dirección es su capacidad para mezclar comedia, drama y violencia. Sus escenas de sexo suelen contener elementos muy gráficos y también suelen hacer comentarios sobre la sociedad. 

Por ejemplo, la famosa secuencia de la "Gran Mosca" en "¿Por qué no juegas en el infierno?" es a la vez humorística y macabra, y constituye una declaración sobre la persistencia del crimen organizado en la cultura japonesa. 

Sion Sono crea películas que invitan a la reflexión y llevan al espectador a un viaje increíble. 

Los mejores directores japoneses: Preguntas frecuentes

¿Quién es el mejor director de anime?

Miyazaki está considerado el mejor director de anime de todos los tiempos. Es cofundador del Studio Ghibli. Algunas de sus obras más destacadas son El castillo de Cagliostro (1979), Mi vecino Totoro (1988), Kiki's Delivery Service (1989), La princesa Mononoke (1997), El castillo ambulante de Howls (2004), Ponyo (2008) y Spirited Away (2001).

¿Cuáles son las mejores películas de Akira Kurosawa?

Algunas de las mejores películas de Akira Kurosawa son:
- Ángel borracho (1948)
- Rashomon (1950)
- Ikiru (1952)
- Los siete samuráis (1954)
- Trono de sangre (1957)
- La fortaleza oculta (1958)
- Alto y bajo (1963)
- Barba Roja (1965)
- Dersu Uzala (1975)
- Ran (1985)

 ¿Cuál es la película más conocida de Mizoguchi?

"La historia de los últimos crisantemos" está considerada como la mejor película de Mizoguchi. El filme se estrenó en 1939 y cuenta la historia de un artista arrogante que se enamora de una mujer inferior a su estatus.

Mejores directores de cine de Japón

Los directores japoneses mencionados anteriormente han realizado un trabajo encomiable y han hecho que el cine japonés destaque a nivel mundial. Estos mejores directores japoneses son dignos de aplauso y se merecen lo mejor. Espero que te hayan gustado las películas de estos mejores directores japoneses de todos los tiempos.

Lea también:

  1. Anime como Hunter x Hunter
  2. Anime como Attack On Titan

¿Qué le parece?

mejor anime de ángeles

12 Mejores Anime de Ángeles 2024 | Anime Recomendado Sobre Ángeles

dramas románticos japoneses

¡Estos 7 dramas románticos japoneses de 2024 te derretirán el corazón!